Lema del Año

banner-lema

ROTARY AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD

En los últimos 111 años, Rotary ha tenido un significado distinto para muchos. Gracias a Rotary, nuestros socios han forjado amistades, han ayudado a sus comunidades, han encontrado un propósito en la vida, han establecido contactos, han impulsado su carrera profesional y han disfrutado de experiencias que no podrían haber vivido en ninguna otra parte. Cada semana, en más de 34.000 clubes del mundo entero, los rotarios se reúnen para conversar, compartir momentos agradables e intercambiar ideas. No obstante, la razón principal que los une a todos es: el servicio a los demás. Desde sus primeros días, el servicio a la humanidad ha sido la piedra angular de Rotary y su principal propósito. Estoy convencido de que en la actualidad, la afiliación a Rotary es la mejor manera de prestar un servicio representativo, y nuestra organización se encuentra muy bien posicionada para marcar una diferencia real y positiva en el mundo. Ninguna otra organización congrega eficazmente a profesionales dedicados y competentes en una amplia gama de especialidades, y les brinda el entorno ideal para que alcancen metas ambiciosas. En Rotary, tenemos la capacidad, la red de contactos y los conocimientos necesarios para cambiar el mundo, no hay límites salvo los que nos imponemos nosotros mismos.

Hoy, nuestra organización se encuentra en una encrucijada histórica que, en gran medida, determinará nuestro futuro. Unidos hemos brindado al mundo un servicio extraordinario, y mañana el mundo nos necesitará mucho más. Éste es el momento de aprovechar nuestra exitosa labor para erradicar la polio e impulsar el avance de Rotary con decisión y entusiasmo, para que sigamos siendo, hoy más que nunca, una fuerza de bien en el mundo. Entre las tantas lecciones recogidas de nuestro accionar en la erradicación de la polio, hay una muy sencilla y a la vez muy importante: para que Rotary avance, todos tenemos que avanzar en la misma dirección. La única manera de que Rotary prospere y alcance su máximo potencial es la continuidad en el liderazgo, a nivel de club, de distrito y de Rotary International. No basta con captar socios y formar clubes nuevos. Nuestra meta no es conseguir socios sino más rotarios que
realicen más obras rotarias y se conviertan en los líderes de Rotary del mañana.

Casi al final de su vida, al reflexionar sobre el camino que lo había conducido a Rotary, Paul Harris escribió estas palabras: “El esfuerzo individual puede centrarse en las necesidades individuales, pero los esfuerzos conjuntos deben dedicarse al servicio de la humanidad”. Nuestro fundador jamás podría haber imaginado que un día, más de 1,2 millones de rotarios combinarían sus esfuerzos y también sus recursos, mediante La Fundación Rotaria, para servir a la humanidad.

Y solo podemos imaginar las grandes obras que Paul Harris hubiese esperado de un Rotary como el que tenemos en la actualidad. Somos responsables de realizar esas obras, y tenemos el privilegio de seguir impulsando la tradición de Rotary al servicio de la humanidad.

Atentamente,
John Germ
Presidente de Rotary International, 2016-2017